Dainer Moreira Ramírez: el tigre indio

IMG_1818Fotos: Lázaro BALART Jr

Cuando concluyeron los primeros 45 juegos de la Serie Nacional de béisbol en su edición 52, nadie puso en duda que el torpedero guantanamero Dainer Moreira Ramírez sería elegido como refuerzo de algunos de los equipos clasificados a la segunda ronda del campeonato.

Sin embrago, fueron pocos los que lograron vaticinar que su nueva camiseta llevaría los colores de los tigres avileños, pues incluso para él, fue una sorpresa.

Tigre de golpe y porrazo

Me enteré como todo el mundo, por la televisión. En realidad resultó una noticia inesperada porque siempre pensé que me pedirían en Sancti Spirítus o en Matanzas, ambos mentores inclusive me habían hablado de esa posibilidad.

Lo asumí con la misma responsabilidad y disciplina. Ese equipo es una verdadera familia, por lo menos así me sentí en el tiempo que estuve en Ciego, porque desde un inicio a los cinco que llegamos se nos acogió como uno más.

Es cierto que no empecé como titular, a pesar de los números queMoreira gtmo llevaba y la inyección de ofensiva que necesitaba el conjunto, pero el director Roger Machado nos habló claro desde el principio: él iba a salir con sus jugadores regulares, los demás tenían que demostrar su calidad en el terreno y ganarse el puesto.

No tuvo que repetirlo, apenas se me dio la oportunidad fui decidido a conquistar ese lugar, y por esa razón estuve casi todo el tiempo como primer bate y torpedero del equipo.

Creo que los tigres pudieron llegar más lejos, los intentos de nuestra parte nunca faltaron pero no pudo ser, esas cosas pasan en la pelota, los grandes también quedan en el camino.

Nunca esperé jugar en Ciego de Ávila y hoy agradezco al pueblo avileño por recibirme, a los muchachos por el compañerismo, a la dirección del conjunto y sobre todo al manager Roger Machado por darme la oportunidad de jugar entre campeones, fue un honor.

Adiós al 4, regresa el 11

Guantánamo me abrió las puertas cuando no pude jugar en Holguín, razón por la cual en todo momento estaré orgulloso de vestir el uniforme de los Indios, este es mi equipo y lo mejor de mí va a estar siempre a disposición de él.

Soy de la opinión que al plantel del Guaso le falta una buena dirección, en un momento la tuvimos y se vieron los resultados, pero para concretar triunfos también es necesaria la disciplina y estar convencidos de que sí podemos a pesar de los pesares.

Ahora mismo estoy enfrascado en la serie provincial, estaba descansando y fui llamado a representar a mi municipio natal y eso es lo que hago en estos momentos, es una posibilidad que me permite mantener la forma deportiva para la próxima campaña y para una posible preselección nacional.

Team Cuba: ¿la fruta prohibida?

Dainer Moreira Se me ha negado integrar una selección. Considero que aún me falta moldear algunas cosas con mi juego, por lo que a lo mejor no estoy listo para un equipo Cuba grande, pero sí para uno B, algún torneo menos relevante.

Eso me parece que me lo he ganado y aunque sí me han convocado para preselecciones, nunca paso de ahí.

Soy consciente de que en Cuba son muchos los torpederos que sobresalen, aunque para mí indiscutiblemente el holguinero Yordan Manduley y el cienfueguero Erisbel Arruebarruena destacan por encima de los demás, pues son excelentes en esa posición, con tremenda calidad, por eso no me atrevería a poner a uno por arriba del otro

Es por ello que entre ellos y yo hay una gran rivalidad, algo que me motiva y me mantiene con deseos de prepararme diariamente para mejorar mi rendimiento.

No podría afirmar que soy el mejor ni nada por el estilo, no obstante, con relación al Cuba, sí pienso que han sido injustos conmigo, pero no renunciaré a luchar por defender la camiseta de las cuatro letras, ese es el gran sueño de todo pelotero y sé que algún día dejará de negárseme.

Moreira, bautizado en su Guantánamo como el relámpago de Guajacal, lleva siete series nacionales con 300 en el average ofensivo, seis de ellas conectando más de 100 indiscutibles en cada temporada.

Sin embargo, no parece ser suficiente a los ojos de quienes “cortan el pastel” en el béisbol cubano.

Una ceguera que no lo amedrenta, pues para su pequeño hijo Dainer Daniel, de solo tres años de edad, su papá es la inspiración que lo hace decir convencido: “ yo voy a ser pelotero”, es el ejemplo de estelaridad por el cual luce con infantil orgullo, el número 11 en su trajecito de Indio.

Moreira y su hijoDainer Moreira papá

Anuncios

Acerca de liaehernandez10

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente promoción de 2011. Trabajo en el periódico Venceremos. Mi perfil profesional son los deportes. Mi pasión, escribir sobre ellos.
Esta entrada fue publicada en Beisbol, Dainer Moreira, Deportes, Eventos, Indios del Guaso, Personalidades, Team Cuba y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Dainer Moreira Ramírez: el tigre indio

  1. VANIAR dijo:

    ME ENCANTO EL COMENTARIO PIENSO QUE QUE LA SEGUETA A LA QUE TE REFIERES CUANDO HABLAS DE CORTAR EL PASTEL TODAVIA NO ENTIENDE QUE UN EQUIPO DE BEISBOL NO ES SOLO GRANDES SLUGINGS SINO VERSATILIDAD EN TODOS LOS ASPECTOS DEL JUEGO. GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s