De la sonrisa a la tragedia

Dicen que el hombre es el único ser que puede chocar dos veces con lagallo-desplumado misma piedra, quedó demostrado que un gallo, también.

Los vi llegar a la final, como hace 11 años. Pero bastó una entrada, un hit tras otro, 10 carreras y un cocodrilo crecido en su sed de lograr el triunfo, para quedarme totalmente ciega.

Si bien es cierto que llegaron casi desplumados al José Antonio Huelga, los del Yayabo supieron germinar de las cenizas, cual “gallo” fénix en el partido del viernes, para llevarse una victoria a fuerza de lo que no hay dudas, saben hacer mejor, batear.

Sin embargo, este éxito aunque les daba oxígeno, no aseguraba salir del coma, hacía falta uno más. Una victoria que salieron a buscar desde el mismo inicio del encuentro, un triunfo que alcanzaron a tocar, pero que se volvió agua entre las manos de todos los que intentaron retenerla.

primer-juego-gallos-vs-cocodrilos-oaMe quedó más que claro, el siete no es el número de la suerte del equipo espirituano, no obstante, pienso que no era cuestión de destino, sino de agallas, espuelas y corazón que les faltó, no a todos, solo a los suficientes para dejar escapar la gran final de la pelota cubana, otra vez.

Pongo un sombrero en mi cabeza únicamente para tener el placer de quitármelo ante esa estrella del pitcheo camagüeyano. Me pongo de pie y aplaudo nuevamente, como de manera inconsciente hice en la noche del sábado cuando llegó el inoportuno lanzamiento 100 que sacó del box a Norge Luis Ruiz.

Todavía me emociono al recordar su trabajo sobre el montículo, a norge-luis-ruiz-foto-Carolina-vilches1pesar de que nadie supo continuarlo, porque nunca vi tanto coraje, entrega, seguridad y pasión por una camiseta ajena, unidos en un novato de 19 años.

Tampoco podría dejar de reconocer la labor de un manager como Yovani Aragón, del que no se esperaba mucho por su condición de debutante, sin embargo, logró avanzar siendo, a mi entender, un buen estratega al que no le respondieron sus soldados.

Yulieski GourrielMe declaro satisfecha, nunca conforme, con algunos nombres, entre los que incluyo el de Yulieski, pues consiguió ser su propio Santa Claus, regalándose a sí mismo y a los seguidores presentes y ausentes, vísperas de su cumpleaños 29, el jonrón que debió ser el definitivo, el de la tranquilidad.

De los matanceros, que puedo decir, felicitaciones, se las ganaron, en parte gracias a un guantanamero del que, pasionismos aparte, me siento más que orgullosa.

Ya la final no será en materia de colores, monótona. Para quienes pasamos, en apenas minutos de la sonrisa a la tragedia, se acabó el play off. Las puertas de la valla espirituana en estos momentos están cerradas porque el gallo quedó tendido en la arena, mudo.

Hace 11 años, en la serie 41, el triunfo bien ganado de los holguineros me vio llorar en un rincón, un llanto nacido de un dolor que mis 13 primaveras no alcanzaban siquiera a comprender.

Hoy, soy consciente de la impotencia, la indignación, el desconcierto y la decepción que me envuelve, pero no hay lágrimas. No puedo decir que será para la próxima, porque se me agotó la fe.  

Anuncios

Acerca de liaehernandez10

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente promoción de 2011. Trabajo en el periódico Venceremos. Mi perfil profesional son los deportes. Mi pasión, escribir sobre ellos.
Esta entrada fue publicada en árbitros, Beisbol, Deportes, Eventos, frank Navarro, juveniles, Personalidades, Team Cuba, YULI y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a De la sonrisa a la tragedia

  1. Q va no hay suerte, cuando no es una cosa es otra. asi es la pelota.
    yo hace tiempo q perdi la fe en gtmo

  2. Tigra dijo:

    Diana,se lo que sientes,no soy espirituana y también sentí aquella derrota frente Holguín.Soy avileña y disfruté el triunfo de mi equipo con mucha alegría.Ya había sufrido el año anterior.Pero dime ¿Qué harás? ¿No volverás a querer a tus gallos? ¿De verdad se te agotó la fe? Espero la recobres…Es duro,pero al menos yo no se vivir sin la Pelota.
    Lindo tu comentario,y triste…Muy triste.

    • Muchísimas gracias por tus palabras, en momentos como estos son las que necesito. Es probable que la fe no se me haya agotado por completo porque me gusta perseverar, pero está demostrado que a ese equipo no, los sigo queriendo porque es inevitable, pero estoy cansada de llorar en vano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s