La historia de Zulueta

Villa Clara se impuso 3×2 a Camagüey en Zulueta y conquistó su corona número 12 en Campeonatos Nacionales de Primera División. El expreso del centro certificó una gran temporada y se alzó con todos los títulos individuales. Mientras, Camagüey volvió a quedarse a las puertas de la corona y extiende su idilio con el cetro. Los camagüeyanos intentaron hacer la hombrada en terreno hostil pero no les alcanzó el esfuerzo y tuvieron que conformarse con el subcampeonato.

Por: Osmany Torres

Han pasado unas cuantas horas y la conmoción por las sensaciones experimentas en la cuna del fútbol en Cuba no cesa. Tras un viaje de más de 300 kilómetros y 240 minutos de duración llegamos a Santa Clara. En la llamada ciudad naranja solo se hablaba de béisbol pero ese no era nuestro tema.

Luego de una breve estancia en la urbe seguimos camino a Zulueta, última parada de nuestra agenda. En el trayecto la naturaleza nos anunciaba que sería una tarde intensa cuando las primeras gotas golpeaban los cristales del bus. Pero ni la lluvia, ni el play off de la pelota cubana detendrían a los zulueteños en sus casas. Con paraguas, capas o cualquier cosa para guarecerse del agua comenzaron a llenar las tribunas de la mejor plaza futbolística del país.

Primero bajo las gradas, luego bajo la lluvia, los asistentes al estadio Camilo Cienfuegos disfrutaron de un espectáculo único que por desgracia no contó con la transmisión televisiva. Una verdadera pena, pues fue el mejor partido del campeonato y sin dudas, la mayor disertación en los últimos años en la isla. ¡Qué clase de partido! Era la frase común en todos los aficionados. Aplausos para el derrotado, vítores para el campeón y felicitaciones para los organizadores fueron el resumen de una tarde mágica, donde el fútbol fue el máximo ganador.

El mejor partido en años

Los últimos en llegar a la cancha fueron los protagonistas. Primero los locales y luego los camagüeyanos.

Eran las cuatro de la tarde y la lluvia intentaba ser la protagonista del momento. Despojadas las ropas de protocolo y puestas las de trabajo los actores tomaron sus puestos. Desde el calentamiento se apreciaron posturas diferentes. Villa Clara, tranquilo y sereno por la victoria en el Lumumba. Camagüey, serio y activo en busca de la hombrada en un campo hostil para los visitantes. La tensión en la cancha se transformaba en fiesta en la grada.

El clima era frío pero la adrenalina dentro del rectángulo de juego emitía un calor intenso. Jugadores y árbitros listos, público expectante y periodistas prestos a plasmar en sus soportes la historia de Zulueta. El partido inició como se esperaba, con unos primeros minutos de mucha presión y juego físico. Había que imponer respeto y las fuertes entradas eran un aviso de que todas las acciones se llevarían al límite. Los locales apostaron por el control del balón y la visita por el contragolpe.

El primer aviso a la meta defendida por Odelín Molina llegó cuando Keyler García empalmó de primera intención un pase del capitán Armando Coroneaux. Molina controló sin problemas pero el chino García anunciaba sus pretensiones y le dejaba un mensaje a la defensa naranja. El 11 azul estaba motivado y quería repetir los 2 goles de 2010 que dejaron fuera de la final al expreso. Los campeones nacionales aceptaron el reto y respondieron súbitamente. El internacional Roberto Linares pudo abrir el marcador pero el control de la pelota se le fue demasiado largo y el meta Orlendi Machado alcanzó a sacar el balón por la banda.

Los azules cedieron en la presión y los naranjas comenzaron el asedio de la valla agramontina. El primero en poner a prueba a Machado fue el capitán Yenier Márquez. Croqui, como le llaman amigos y afición zulueteña, se alzó por encima de su marcador y cabeceó a gol pero el intento salió desviado. A la siguiente el capitán no erró y dejó servida la anotación a Arichel Hernández. La joven perla del fútbol villaclareño aprovechó la habilitación de su capitán y ante el mal cierre defensivo del marcador de punta derecho batió a Machado.

Risas, abrazos y celebración tanto dentro como fuera de la cancha marcaron los instantes posteriores al gol. El título está cerca pensaron los aficionados, que ante el panorama de esos primeros compases avizoraron una goleada de escándalo. Empujados por el jugador número 12 los villaclareños continuaron el ataque y solo el buen desempeño del arquero camagüeyano evitó el incremento de la ventaja en el marcador. Los agramontinos no sabían como sacarse la presión y vivieron minutos infernales en Zulueta.

Los locales no concretaban y la visita poco a poco fue ganando confianza con las llegadas del chino García por la derecha. El 11 mostró su calidad al sortear a su marcador y dejar la puerta abierta a Héctor Portel. El 10 enmudeció a los cientos de zulueteños que cantaban bajo la lluvia. Caras largas y algo de miedo caracterizaron los instantes previos al gol de Roberto Linares en el Camilo Cienfuegos. Solo 11 minutos duró la paridad, pues el 10 naranja sacó provecho de una falla defensiva y se plantó ante Machado para decretar la ventaja del campeón nacional. El meta camagüeyano tomó desquite cuando Linares ya celebraba el tercero. El ariete se sacó, a pura potencia, a su marcador y disparó raso y ajustado al poste pero Machado se estiró y envió a corner.

Era un partido intenso, de poder a poder donde los visitantes nunca se escondieron y los locales iban por más. Camagüey pudo irse al descanso con un merecido empate pero la suerte no estaba de su lado. Un centro desde la derecha colgaba a Molina y se estrellaba en el travesaño. En el rechace Héctor Portel no podía empujar la esférica a las redes.

Terminaban 45 minutos de buen fútbol, llenos de emoción y grandes jugadas.

La suerte del campeón

Tras el descanso Camagüey regresó a la cancha impetuoso en busca del empate. El DT Roberto Regalado realizó algunos ajustes tácticos en su once y rápidamente se vieron los resultados.

La desventaja y la posibilidad de hacer historia despertaron al monstruo y los agramontinos comenzaron a inclinar la cancha. Una fuerte lluvia avisaba la tempestad que se avecinaba en el terreno de juego. Como trombas llegaban los visitantes a la meta del experimentado cancerbero Odelín Molina. El capitán Armando Coroneaux tomó los galones del equipo y tiró del carro en todo momento. El 7 trató de sorprender a Molina con una vaselina pero su intento se fue por encima del marco. Sin embargo a la siguiente sí celebrarían los camagüeyanos. La zaga naranja se quedaba pidiendo un fuera de juego inexistente mientras Portel metía el pase de la muerte para que Keyler García igualara las acciones y pusiera en vilo a Zulueta.

El fantasma de la derrota rondaba la cuna del fútbol en Cuba y parecía que el título se definiría en la suerte de los penales. El desconcierto del expreso era tal que Molina no se creía lo que pasaba y reprendía duramente a los suyos. El meta llamó a Yenier para que transmitiera calma a sus compañeros, pues todo un año de trabajo estaba en la picota. Sin embargo, nuevamente los zagueros se quedaron pidiendo fuera de juego y el 10 camagüeyano estuvo a punto de anotar pero su disparo fue desviado in extremis a corner por la defensa.

Salvando las distancias, parecía que se había traspolado a Zulueta lo sucedido en el Camp Nou cuando el Barca metió en su área al Chelsea y terminó pagando su inefectividad con un gol en el último minuto del añadido. Los agramontinos se fueron con todo en busca de la victoria y los locales lucían nerviosos en las inmediaciones de la valla de Molina. Dedos cruzados, respiración contenida y suspiros al aire tras una jugada donde Camagüey tuvo la victoria. Centro desde la izquierda al corazón del área, delantero que abanica y extremo la cuelga nuevamente. Serie de rebotes que terminan con el remate del chino García al poste.

Uyyyyyyy de la que se salvo el local. Fueron segundos de sentimientos encontrados. Los camagüeyanos brincaron de la emoción y lamentaron que la caprichosa no entrará. Los villaclareños sudaron frío y volvieron a la vida cuando lograron sacar el peligro de su zona. Los visitantes seguían apostando al milagro pero la impotencia de vulnerar el arco de Molina los llevó a la violencia. En una jugada sin proyección Alexei González perdió los papeles y agredió a un jugador villaclareño. El principal no dudó y mostró la roja. Comenzó un careo que terminó con otra expulsión para los camagüeyanos. Zaure Burón se excedió en las protestas y acompañó a González a los camerinos.

La sangre no llegó al río y ante la desconcentración de los agramontinos Yannier Martínez culminó de forma magistral un contragolpe y puso a toda la afición a celebrar el título número 12 para el expreso del centro. Sin más el principal pitó el final y la fiesta comenzó en Zulueta. Ariel Álvarez subía al podio para alzar el trofeo e instantes después volaba por los aires de brazos de sus discípulos. Fue el premio a una temporada de ensueño donde solo perdieron un partido. El campeón se llevó todos los títulos individuales, con Álvarez como mejor DT, Roberto Linares, líder goleador y Odelín Molina, mejor arquero.

Terminó la edición 97 del Campeonato Nacional de Fútbol de Primera División y la disertación de Zulueta debe ser el espejo para la próxima temporada. Con una sensación extraña abandoné la mejor plaza futbolística del país. Sentí que había vivido algo grande y no quería regresar a la realidad. La imagen del balón de fútbol del parque y la celebración de pueblo zulueteño junto a los jugadores en medio de la lluvia serán imágenes imborrables de mi memoria.

El fútbol cubano está vivo, a pesar de algunos detractores. Días como el vivido en Zulueta me llevan a pensar que el despertar se acerca. Ojalá sea pronto.

Anuncios

Acerca de liaehernandez10

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente promoción de 2011. Trabajo en el periódico Venceremos. Mi perfil profesional son los deportes. Mi pasión, escribir sobre ellos.
Esta entrada fue publicada en clásicos, Deportes, el barza, el loco Zuasnábar, Eventos, Fútbol, Kanier dranguet, mellizos Urgellés, Personalidades, Real Madrid y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s