Un cuarto para pensar

¡Vaya usted a creer en rivales pequeños! Al inicio de la edición 97 del Campeonato Nacional de Fútbol, primera división, nadie se atrevió a dar como favorito al debutante conjunto de Granma, condición que sí se merecían los planteles de Ciego de Ávila yLa Habana.

Dos equipos a los que se les auguraba estar en la disputa por el cuarto boleto del torneo, pues los tres primeros tenían dueño: Villa Clara, Guantánamo y Camagüey.

Aunque se cumplió la predicción de que los ocupantes del podio durante el pasado evento pasarían sin dificultades a las semifinales, el último pasaporte no fue para avileños, ni habaneros, sino para los granmenses.

Pero las sorpresas no acabarían aquí. A pesar de que los guantanameros solo cayeron en tres ocasiones en la etapa clasificatoria, una de ellas ante un fuerte rival: Villa Clara, campeón defensor, los discípulos de Ramón de Coss no pudieron con los tinajoneros, un empate a uno en la ida y derrota en penales 3-2 en la vuelta, impidieron que los del Guaso se colaran en la gran final.

Por esa razón se enfrentaron en la discusión del bronce a sus homólogos de Granma, equipo que sin hacer mucho ruido se apoderó del metal bronceado al disponer en ambos pleitos de sus contrarios con marcador de dos goles por uno.

Las estadísticas señalan que la maquinaria de los subcampeones nacionales de 2011 funcionó de maravillas en la etapa regular: en 14 partidos efectuados ganaron ocho, empataron en tres ocasiones y perdieron en igual número de veces.

Además concluyeron con 22 goles a favor y 14 en contra, ocho de diferencia y un total de 27 puntos, pero al parecer, el combustible solo les fue suficiente para alcanzar un inesperado cuarto lugar.

No obstante, una gran reverencia merecen por su entrega sobre el terreno, Alexei Zuasnábar, el loco, quien concluyó como máximo goleador del torneo en la fase regular con 10 dianas certeras, y también para el internacional Aliannis Urgellés ubicado cuarto entre los más productivos con cinco balones salidos de sus botas hacia el fondo de las redes.

Hombre por hombre este equipo tenía todo para discutir el título por segundo año consecutivo, delanteros combativos, un portero de cuidado y una defensa de lujo, vaticinaban lo que finalmente no pudo ser.

Reflexionar sobre el por qué de dicho resultado, buscar alternativas factibles que permitan mejorarlo en próximos eventos, debe ser el paso a seguir del fútbol guantanamero.

El camino hacia la edición 98 del campeonato cubano de balompié desde ya, está a la vista, ahora el reto es avanzar sobre él superando cada uno de sus obstáculos.

Anuncios

Acerca de liaehernandez10

Graduada de Periodismo en la Universidad de Oriente promoción de 2011. Trabajo en el periódico Venceremos. Mi perfil profesional son los deportes. Mi pasión, escribir sobre ellos.
Esta entrada fue publicada en Deportes, el loco Zuasnábar, Eventos, Fútbol, Kanier dranguet, mellizos Urgellés, Personalidades y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un cuarto para pensar

  1. oPIMENTEL dijo:

    Evidentemente perder en penales, y peor aun dejar que empataran el partido por una mano a falta de dos minutos contra Camagüey fue muy fuerte para GMO. Como deseaban reeditar la final, el bronce para ellos fue como un suplicio mientras GRA no tenia nada que perder, clasificaron el último día y ansiaban al menos el bronce. El bronce para ellos fue un oro. GMO no pudo soportar el golpe psicologico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s